jueves, 26 de julio de 2007

EN EL FONDO DEL CAÑO HAY UN NEGRITO de JOSÉ LUIS GONZÁLEZ


Los temas principales en la obra de José Luis González son el dolor del obrero en su lucha por la justicia social, la tristeza agónica de los hogares humildes y la eterna pelea entre el proletariado y sus derechos contra la sociedad capitalista. Sin duda alguna, sus personajes son de carácter trágico, gentes humildes, desheredadas y desarraigadas por la indiferente sociedad moderna.

Algunos aspectos de su obra nos permiten compararle con Juan Rulfo, al representar la realidad desoladora a través de una prosa severa, cargada de violencia y soledad, ambos autores transmiten una realidad global a través de una situación nacional. Esa proyección de la injusticia, la fatalidad, la agonía y el aislamiento como conceptos inherentes a la naturaleza del hombre, invita a una reflexión profundamente triste y generalizadora.

El cuento En el fondo del caño hay un negrito es un claro ejemplo del carácter social de la literatura de este autor y de su compromiso político. Es un relato perfectamente construido, que trata sobre la miseria en la sociedad en contraposición a la belleza de la infancia. Un niño de unos meses que va empezando a descubrir el mundo a través de los sabores (el dedo que se chupa, el guarapillo), y los sonidos (la voz del padre, la risa), descubre su imagen reflejada en el agua mientras el mundo le muestra su peor cara, la de la pobreza y la injusticia, en una interesante reconstrucción proletaria del mito de Narciso

Al comienzo del cuento conocemos a un niño negro llamado Melodía, que duerme y despierta a ras del suelo y que gatea cerca de una masa profunda de agua. Los padres despiertan sobre sacos vacíos, este día que como los demás será triste, será hoy especialmente amargo. El negrito Melodía está corriendo por primera vez el riesgo de caerse y ahogarse (y así podía haber sido) cuando su padre le llama la atención para ponerse a salvo.

Posiblemente haya circunstancias en las que evitar desgracias o accidentes como el que estamos a punto de presenciar sea algo mucho más fácil, o incluso innecesario. Pero aquí la casa es insegura de por si, y la habitan personas paupérrimas en un estado lamentable. Con este escenario parece obvio que se está fraguando una situación trágica.

La madre del negrito despierta siempre con una expresión de susto que divierte a su esposo, siempre despierta sobresaltada como quien de repente oye un grito o una voz de alarma. Se encuentra, sin duda, en un mundo que le obliga a estar alerta. Es esa la verdadera situación en la que se encuentra esta familia, a la que acecha de continuo un futuro incierto en el que las cosas pueden ir a peor. Nada es seguro, estable, firme, viven sujetos a los vaivenes que conlleva el destino del necesitado.

Por la mañana llega el hambre que engañaba el sueño, no hay desayuno, ni leche para el niño (desde hace tanto que la madre ni lo recuerda) sólo unas hojas para hacer una especie de jugo.
Al salir a ganar dinero para comprar comida comienzan los obstáculos para el padre, la casa está situada en un lugar tan inhóspito que se necesita un bote para los días que la marea está alta. El asombro de conductores que circulan por el puente con diferentes vehículos motorizados al ver la casa, nos indica un gran salto entre dos sectores, hombres con propiedades integrados en la sociedad moderna y un hombre marginado, sin empleo ni vivienda dignos. Los primeros observan al segundo y su casa como un hecho insólito, inverosímil, como si no pertenecieran al mismo mundo.

El niño sigue en su arriesgado juego al borde del agua, como Narciso, ve su imagen reflejada pensando que es otra persona. Para él es un negrito que le mira, y le saluda imitando sus movimientos, un amigo o un hermanito que está en el fondo del caño. Él se ríe y el eco (elemento que nos remite de nuevo al mito) le devuelve la risa. La belleza aparece en el caño, a través de los ojos y oídos de Melodía. Justo la madre le llama para tomar el guarapillo lo que parece salvar de nuevo la caída del niño.

Dos mujeres comentan la situación de la familia. Estas mujeres, nos indica el autor, son afortunadas por vivir en la zona más seca del mismo barrizal, y sienten lástima por la familia, por los últimos y más desesperados. Los pobres sienten lástima de los que son aun más pobres y reflexionan sobre su estado. Una de las mujeres tenía hasta una pequeña propiedad, dice, pero las cosas cambian de un día para otro, y cuando la pobreza llega surge la necesidad. Los primeros y afortunados encuentran tierra firme, los últimos viven en el caño de una forma inimaginable incluso para estas vecinas, que se compadecen de la pareja y del pobre niño con aspavientos de incredulidad.

En el relato (y en el discurso marxista que sigue el autor) la marginalidad es proporcional a la pobreza y viceversa, cuanto más marginados, más pobres son los hombres. Sobre todo en una sociedad tan escalonada en clases más acomodadas que otras. La pobreza margina, aparta, aleja e inmoviliza al hombre, en En el fondo del caño… el espacio que ocupan los personajes, su casa, está en la zona menos habitable de un manglar, literalmente en el fango bajo el puente de una autopista. En la zona seca del mismo barrizal otras construcciones más seguras dan cobijo a estas familias más afortunadas solo porque que llegaron antes a esa situación (económica y física). Pero viven ahí, tanto unos como otros, por la sencilla razón de que no pueden vivir en otro lugar, porque son pobres, no pueden.

En la sociedad industrializada el suelo siempre es propiedad privada, y esta familia al ser víctima de la creciente urbanización de Isla Verde está condenada a vivir esta triste situación. Por el transcurso de los hechos adivinamos que la siguiente familia que llegue estará en peores circunstancias y enfrentándose a situaciones más dramáticas si cabe, porque nos encontramos con que en la pobreza también hay una degradación imparable.

El autor nos muestra, a nosotros lectores, gracias a la visión y experiencia de estos personajes secundarios (los conductores, las dos mujeres), la existencia de un mundo más desgraciado que el nuestro, como lo hace Don Juan Manuel en el cuento de los atramuzes, en el que tras uno que sólo comía estos frutos por ser muy pobre, iba otro que lo era más comiéndose las cáscaras. Parece que José Luis González nos lo demuestra de este modo, en efecto, ese mundo peor existe y está ahí al lado, y aunque forma parte de nuestra realidad lo miramos desde una situación más acomodada y sin querer entender las causas.

La jornada va terminando para el hombre cansado. Por suerte ha conseguido hacer un par de trabajos. Un compañero suyo le deja un carretón porque va a ser padre, esperamos que en mejores condiciones que las suyas. Regresa a casa a pie con algo de comida y dinero. De repente apresura el paso acordándose de su hijo o quizá, empujado por una fatal premonición.

Cuando el padre llegue a su casa verá una nueva desgracia, la pérdida de un hijo de la cual nadie ni nada tiene la culpa, tan solo la vida. El final, algo ambiguo, sugiere que Melodía finalmente se tira al caño, en lo que parecería un suicidio bien comprensible, y bien anunciado, o una huida en busca de una vida mejor en la muerte, reflexión coherente si no se tratara de un niño de meses. La muerte accidental de un niño es, por lo tanto, inevitablemente trágica, y parece el desenlace de un destino intangible, predestinado, marcado por la imposibilidad de futuro.


Imagen de la adaptación del cuento para teatro de sombras chinescas de Mario Donate.

Vínculo al cuento - En el fondo del caño hay un negrito

10 comentarios:

Rocío dijo...

Me ha gustada la forma en la cual ves el cuento...

Sushe dijo...

gracias a tu punto de vista sobre el cuento pude hacer mi trabajo

luz dijo...

GRACIAS! ME ENCANTO...TU SI SABES ANALIZAR UN CUENTO.

Maria dijo...

me gusto mucho tu analisis del cuento pero en mi opinion la madre es un poco sonsa (bobita) ama a su esposo pero con cierto temor. Es casi como una sombra. En cuanto a las vecinas, aunque si tienen buenas intenciones, tambien son un poco entrometidas. en la historia estan presente sentimientos de desesperacion, y en el padre un sentimiento de "Qusiera hacer mas pero no puedo" Tambien creo que aunque ama a su familia hay un resentimiento hacia ellos quizas un deseo escondido de salir corriendo. Pero sin duda es un hombre que cumple con su familia.

Madreselvas dijo...

Siempre he llevado en mi memoria este cuento pues en mis años de infancia recuerdo haber visitado la casa de una familia amiga de mi tio Julio. Este siempre vivio en Cantera y Llorens Torres. Recuerdo esas casas tan humildes con la mitad en terreno duro y la otra mitad sobre la laguna. Lei la reseña del cuento en un periodico hace muchos años. Y vino de nuevo a mi memoria cuando asigne a mis estudiantes de enfermeria un proyecto de estudio sobre comunidades marginadas. !Es terrible la pobreza! Aun la vivimos, aun existe esa barriada y el Caño Martin Peña. Hoy el negrito no se suicida en las profundas aguas de la laguna, porque es asesinado en las calles y avenidas de una sociedad que continua marginando a los pobres, cuya erronea salida es buscar su bienestar en el area delictiva. Pero tu que me lees, joven que empiezas a vivir, te digo hay salida, hay esperanza, hay otros caminos que solo esperan por tu caminar hacia un futuro mejor. !No pierdas la esperanza, no te conviertas en otro Melodia, no huyas de tu realidad, enfrentala estudiando. !Mañana sera un mejor dia.
MadreselvasdePR

Anónimo dijo...

I could not refrain from commenting. Perfectly written!


my website :: bmi calculator for females

Anónimo dijo...

I feel that is among the most significant info for me.
And i am satisfied reading your article. However wanna observation
on few common issues, The site taste is great, the articles is really great : D.
Excellent job, cheers

Here is my web-site diet plans to lose weight

Anónimo dijo...

Simply desire to say your article is as amazing.
The clearness in your put up is simply nice and i can assume you are an expert on this subject.

Fine with your permission allow me to snatch your RSS feed to stay updated with
imminent post. Thanks one million and please keep up the rewarding work.


Feel free to visit my web-site; raspberry ketone

Anónimo dijo...

Hi, its nice piece of writing regarding media print, we
all know media is a enormous source of data.

Feel free to surf to my weblog diets that work

Poker Bonus dijo...

I really enjoy to be here. Your have great insight. Thank you
-------------------------
Poker senza deposito gratis
Poker startkapital ohne einzahlung
No deposit free bonuses
Check out the rules of the game in the most popular form of poker - Texas Hold'em. Card sets are very similar to our native five card poker but the rules are different. To do this, visit the most popular website on the subject and learn to play. Learning the basics does not take much time. After reading the rules of Poker time to choose the right poker room. I recommend: Pokerstars popular and a lot of freerolls for Poles Titan Poker - free freeroll for Poles on Sunday
Poker bonus sin deposito
Poker sans depot
The final step is to find the free tournament. As it free poker no deposit.
Gives you a adress the biggest daily forum where you can find a list of current freeroll poker rooms available. Stay date new topics in discussion forums and given gradually registrants in the new poker rooms. After a while, you'll be able to play several tournaments a day and if you played and increased skills-you can earn a pair of gold ... no deposit bonuses, free poker money, or even a few hundred per month.
Laptop computer sale
Texas poker Tv
Viteo Spanish
Bonus titan senza deposito, gratis poker.